El dictador Benito Mussolini nacionalizó a 5 jugadores extranjeros para el Mundial de 1934

Los fichajes de Mussolini

Selección de Italia en el Mundial de 1934

Ya os indicábamos en un artículo anterior el empeño que puso Mussolini para demostrar al universo lo que es el ideal fascista del deporte. El dictador italiano había dado la orden a sus subordinados de que tenían que levantar por lo civil o por lo criminal el Mundial que su gobierno organizaba en 1934. Su mensaje fue escueto y clarificador: “Vencer o morir”.

‘Il Duce’ desde su despacho en Roma hizo todo lo posible para que el final fuera feliz, desde comprar encuentros, árbitros y futbolistas. Incluso utilizó las artes subterfugias de la mafia. Desde ciertos foros sudamericanos se dice que dos sicarios transalpinos se desplazaron a Uruguay durante la celebración de la primera Copa del Mundo en 1930 para tratar de convencer al argentino Luis Felipe Monti, un mediocampista todoterreno que marcaba la línea a la hora de defender y organizaba el juego de sus huestes.

Monti había recibido numerosas amenazas anónimas contra él y su familia, las cuales en un principio se achacaban a los violentos charrúas (quienes hicieron la vida imposible al combinado argentino desde que llegaron al país), aunque luego se atribuyeron a los sicarios enviados por Benito para que éste jugara acongojado en la final y sería señalado como el culpable por los argentinos.

El propio futbolista de San Lorenzo de Almagro indicó que durante aquel partido tuvo “mucho miedo porque me amenazaron con matarme a mí y a mi madre. Estaba tan aterrado que ni pensé en el partido que estaba jugando, y perjudiqué así el esfuerzo de mis compañeros”. Pero posteriormente tuvo la ‘suerte’ de recibir la visita de los espías transalpinos que le ofrecieron “una fortuna por jugar al fútbol”, así que firmó por la Juventus ya que “los paisanos me habían hecho sentir una porquería, un gusano, tildándome de cobarde y echándome exclusivamente la culpa de la derrota”.

De hecho se saltó a la torera la normativa FIFA vigente y convocó a cinco jugadores no nacidos en Italia sin que pasara tres años entre que estos disputaran su último envite con la escuadra de su país natal y la ‘azzurra’. Además del citado Monti los otros jugadores foráneos eran los albicelestes Enrique Guaita, Atilio Demaría y Raimundo Orsi, además del brasileño Amphiloquio Marques Filo, que cambió su nombre por el de Anfilogino Guarisi.

 

Descargar Guía Eurocopa 2012 Mucho Mundial


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Artículo archivado en A Fondo, Fútbol estelar, Historia reciente y Retrospectiva, Zona Freak.

Relacionado con , , , , , . Volver al inicio.





Artículos que también te pueden interesar:

Italia vence a España los cuartos de final de la Copa del Mundo de 1934 La "Batalla de Florencia", por lo civil o por lo criminal Ya escribimos desde Mucho Mundial un artículo que versó sobre los esfuerzos de los dictadores Benito Mussolini y Carlos Videla para que sus...
Mundiales y dictaduras: Italia y Argentina organizaron mundiales con gobiernos totalitarios La victoria como tapadera Mussolini y Videla exaltaron sus regímenes en los mundiales de 1934 y 1978 ¿Cuánto puede costarle a empresas como McDonald´s o Continental ser patrocinador oficial del...
Vacaciones en Natal y escapadas de fútbol a la capital de Rio Grande do Norte Natal, entre dunas y playas, desde la historia a nuestra agenda de viajes La capital del estado brasileño de Rio Grande do Norte, Natal, sede del Mundial Brasil 2014, es un destino excepcional para...
Los enfrentamientos España-Italia El mejor escenario de la historia para el gran duelo mediterráneo Los dos grandes países de un mar que baña a todo el sur del viejo continente, dos pueblos apasionados con el fútbol. Una rivalidad...