Los mejores jugadores y entrenadores de la historia del Fútbol: Matthias Sindelar

Sólo el fascismo pudo con él, en los terrenos de juego y fuera de ellos

El jugador austriaco Matthias Sindelar

Sindelar se suicidó para no acabar en un campo de concentración

Conocido como el ‘Mozart’ del balompié o el jugador de papel, elegido por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) como el mejor jugador austriaco del siglo XX. En una encuesta fue nombrado el mejor deportista del citado siglo en el país centroeuropeo. Matthias Sindelar nació el 10 de febrero de 1903 en Kozlov, en el distrito de Jihlava, en el interior del imperio austro-húngaro, en la actualidad, la República Checa.

De procedencia judía, su padre Jan, un humilde herrero, y su madre Marie, tuvieron que emigrar hacia Viena cuando Matthias contaba con dos años. A los 15 años ya jugaba en el primer equipo del ASV Hertha de Viena (club desaparecido en 1940), donde jugó hasta 1924, cuando se unió al FK Austria Vienna, escuadra que nunca abandonó hasta su muerte en 1939. Con los violetas logró la Bundesliga austriaca en 1926, así como la Copa de Austria en cinco ocasiones (1925, 1926, 1933, 1935 y 1936) y la Copa Mitropa (la predecesora de la Copa de Europa, de hecho, oficialmente era designada como la Copa de la Europa Central y participaban clubes de Austria, Hungría, Checoslovaquia, Yugoslavia, y posteriormente, Italia, Suiza y Rumanía).

Imagen del Wunderteam de 1934

Con su selección jugó 43 partidos anotando 27 goles. Fue la estrella y capitán del Wunderteam o Wonder Team (equipo maravilloso), que dominó el fútbol europeo a principios de la década de los 30, quedando imbatido en 14 encuentros entre 1931 y 1932. Su entrenador, Hugo Meisl (ideólogo de la Copa Mitropa), basó el estilo de juego en la escuela escocesa llevada a centroeuropa por el técnico inglés Jimmy Hogan. Un fútbol principalmente de toque rápido, con una línea de tres hombres en ataque y un medio campo dividido entre jugadores defensivos y ofensivos. En ciertos círculos se asegura que el Wunderteam fue el origen de lo que hoy conocemos como el fútbol total, puesto en práctica por la selección holandesa de la década de los 70 que fue entrenada por Ernst Happel, un austriaco que creció viendo a los pupilos de Meisl.

Sindelar sólo pudo disputar el Mundial de 1934 en Italia, ya que en la primera edición, celebrada cuatro años antes en Uruguay, muchos equipos del viejo continente se negaron a cruzar el charco por los grandes gastos que suponía y la crisis que azotaba a Europa. En él, Austria finalizó cuarta después de caer eliminada por la anfitriona en semifinales por uno a cero, con un tanto muy protestado por fuera de juego. Sólo Mussollini y la parafernalia creada para que los locales se alzaran con la copa pudieron con la excelsa escuadra austriaca. Aún así, Sindelar marcó ante Francia el primer tanto de su selección en una Copa del Mundo.

En 1938, a las puertas del Mundial de Francia, el 12 de marzo de 1938 la Alemania nazi se anexionó Austria, y el ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, puso todo su empeño para que el Wunderteam formara parte de la escuadra germana para dicho campeonato y así borrar de un plumazo la decepción de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. El 3 de abril se organizó en el estadio Prater de Viena el último partido de Austria como equipo independiente. El rival era Alemania, y las órdenes eran claras, los teutones tenían que ganar dicho partido. La pantomima puso enfermo a Sindelar, que durante el primer tiempo demostró su calidad regateando a todos los jugadores contrarios en varias ocasiones, pero a la hora de batir al portero, lanzaba la pelota fuera de forma descarada haciendo gestos de desaprobación. Hasta que no pudo más y en la segunda mitad, tras diblar a diversos rivales, marcó un golazo de vaselina. Posteriormente Karl Szestak anotó el segundo y, después de haber visto como el régimen había expulsado a muchos de sus amigos judíos, Sindelar y Szestak se postraron frente al palco y dedicaron a las autoridades una danza que significó la sentencia de muerte del primero.

Una de las tumbas más veneradas del cementerio de Viena

Después de simular lesiones para no jugar con Alemania, comenzó a ser investigado por la Gestapo (la policía nazi). Se conoce un informe donde se señala a la familia Sindelar como projudía y socialdemócrata. El 23 de enero de 1939 su cadáver fue encontrado junto al de su novia, la italiana, también judía, Camilla Castagnola, en su casa de Viena en la calle que hoy en día se llama Sindelarstrasse. La versión oficial habla de un accidente, pero todo apunta a un suicidio por inhalación de monóxido de carbono antes de ser detenido y enviado a un campo de concentración. Su funeral fue de Estado, y acudieron, pese a las amenazas del régimen, 15.000 personas.

No hay mejor forma de terminar este artículo que con el poema que le dedicó Friedrich Torberg: “Jugaba al fútbol como ninguno/ponía gracia y fantasía/jugaba desenfadado, fácil y alegre/siempre jugaba y nunca luchaba”.

 

Descargar Guía Eurocopa 2012 Mucho Mundial


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Artículo archivado en Historia reciente y Retrospectiva, Zona Freak.

Relacionado con , , , , , , , , , . Volver al inicio.





Artículos que también te pueden interesar:

Los mejores jugadores y entrenadores de la historia del Fútbol: Lev Yashin Araña Negra, Balón de Oro Siempre se ha dicho que la del portero es una extraña figura en el mundo del fútbol. Mientras todos luchan por el gol, el guardameta es ese singular personaje que viste...
Los mejores jugadores y entrenadores de la historia del Fútbol: Batistuta Batistuta, el goleador argentino al que los mundiales no hicieron justicia Gabriel Omar Batistuta es uno de los mejores delanteros de la historia del fútbol a la vez que el mayor goleador de la selección...
Los mejores jugadores de la historia: Sócrates Sócrates: elegante, comprometido, erudito y alcohólico Así era uno de los mejores jugadores de la historia de Brasil. Nacido en la ciudad de Belem en 1954, Sócrates era doctor en medicina y cuando...
Amistoso Brasil 1 – 0 Ganha: Victoria de Brasil en el regreso de Ronaldinho Brasil vence sin brillo en la vuelta de Ronaldinho Un gol del delantero del Internacional de Portoalegre Leandro Damiao otorgó a Brasil el triunfo en un amistoso disputado en el Craven Cottage de Londres...