Todos los artículos sobre Gusztáv Sebes

MuchoMundial.com | Revista Digital de Fútbol Internacional

Selección de Hungría en el Mundial Suiza 1954: Fichas de jugadores y seleccionador

Los ‘Mágicos Magiares de Hungría’ en el Mundial 1954

Fichas de jugadores y entrenador de la Selección de Hungría en el Mundial Suiza 1954: Clubes, títulos, distinciones, cifras, records y otras curiosidades

(Historia de ‘los mágicos magiares de Hungría’, precursores del fútbol moderno)

Gusztáv Sebes (Entrenador)

Gusztáv Sebes

Gusztáv Sebes, seleccionador de Hungría en Suiza 1954

Nacimiento: Budapest, 22 de enero de 1906

Clubes: Szentlõrinci AC (1940-1942); WMKASE (1942-1943); Weiss Manfred FC (1943-1944); Budafoki MTE (1945-1946); Ujpest Budapest (1957-1960); Honvéd Budapest (1960-1961); Diosgyori VTK (1968-1968)

Selección de Hungría: 1949-1956

Seleccionador en la época de ‘los mágicos magiares’. Como futbolista no destacó especialmente, pero jugó casi toda su carrera en el MTK, ganando una Liga y tres Copas de Hungría y siendo internacional en una ocasión. Revolucionó el mundo del fútbol implantando el sistema 4-2-4 al frente del combinado nacional de su país. Fue pionero en el desarrollo del fútbol total, lo que él denominó como “fútbol socialista”. Se inspiró en la forma de jugar de la selección de Austria (Wunderteam, entrenado por Hugo Meisl) y de la Italia que ganó el Mundial de 1930.

Ver completo

MuchoMundial.com | Revista Digital de Fútbol Internacional

Precursores del fútbol moderno: Hungría y el juego ‘socialista’ | Copa del Mundo Suiza 1954

Los precursores del fútbol moderno: los mágicos magiares de Hungría

Hungría sentó cátedra con su sistema de juego “socialista”

Hungría en el Mundial Suiza 1954

Hungría en el Mundial Suiza 1954

Tras la II Guerra Mundial y la división de Europa en dos bloques, Hungría quedó encuadrada en la órbita comunista. Con la ayuda de la COMECON (Consejo de Asistencia Económica Mutua patrocinado por la Unión Soviética), el país magiar, uno de los lugares que más sufrió la ira de los aliados en los últimos años del conflicto, trataba de superar la eterna resaca de la contienda. En una época de miseria, desasosiego y desesperanza, el fútbol se convirtió en el mejor antídoto para escapar a la realidad.

Varios son los sobrenombres con los que denominaron al combinado dirigido por Gusztáv Sebes: “El equipo de oro”, “los mágicos magiares” o “los maravillosos magiares”. El balompié estará siempre en deuda con ellos, y aunque tuvo la oportunidad de saldarlas todas juntas en el Mundial de 1954, desgraciadamente, el deporte rey es como la vida, donde a veces impera la injusticia, y probablemente éste sea el ejemplo más cruel.

Inventaron un estilo de juego, al que Sebes denominó “fútbol socialista”, una de las mejores aplicaciones que se ha hecho jamás del comunismo en ningún ámbito de la vida. Como señaló su capitán Ferenc Puskás: “Cuando atacábamos, atacábamos todos, y cuando defendíamos era lo mismo. Fuimos el prototipo del fútbol total”, aquél que hizo famoso y que desarrollaría casi hasta la perfección el Ajax de Cruyff.

Sir Tom Finney, jugador de Inglaterra, declaró que Hungría “fue la mejor selección con la que me he enfrentado nunca, un equipo maravilloso de ver con tácticas que no habíamos presenciado nunca antes”. El primer galardonado con el Balón de Oro, Sir Stanley Matthews, también dijo que “fue el mejor equipo contra el que he jugado. El mejor de todos los tiempos”. Ver completo